Navío a velas "Arabella" a escala 1/100

Basados en los datos de la novela histórica "Las Aventuras del Capitán Blood" o simplemente "El Capitan Bloood" de Rafael Sabatini, podemos imaginar este hermoso navío a velas, bautizado en honor de Arabella Bishop, esposa de Blood. Este buque, típico de la época en que las batallas se libraban en el mar lado a lado, se abodababan los buques y se libraban duelos de artillería entre los castillos y naves.



Quien no recuerda la película El Capitán Blood, la aventura del rebelde pirata  empujado a esa labor por las circunstancias, donde participaron grandes artistas del cine como Errol Flynn y Olivia De Havilland dirigida por Michael Curtiz en 1935. Aquí se aprecia a un Peter Blood, personaje de su tiempo arrastrado a la labor de pirata sin ley y sin nación, capaz de llevar a su nave por cualquier lugar y aventura en base a audaces maniobras marineras,  quien a pesar de desempeñar una profesión algo ruín, es un hombre con deseos de justicia e inquebrantable sentido del honor, que termina por convertirse en el símbolo ideal de la lucha contra la injusticia y la marginación.





El Arabella es en sí, un navío con dos cubiertas de artillería, caminar por el mismo signbifica apreciar el hermoso trabajo de los carpinteros de la época, la complicada arboladura, el ajetreo de los marinos en sus labores.


La maqueta de papel es obra de la imaginación de los artistas de la revista rusa jtdigest, sin embargo reune todas las condiciones para ser un magnifico modelo de papel con una serie de pequeños detalles que requieren dedicación y tiempo para esta labor de construcción.


2 comentarios:

  1. hola gente soy beto ase un tiempo visitr en la carsel a un amigo i lo que mas me quedo en la cabeza son los trabajos manuales de ellos quede loco con un barco a velas grande ellos los venden ahy era algo caro para mi pero me gustaria poder armar el mio propio lo mas mas me gusto fue que era echo de diario formados por muchas palitos echos de diario luego pintado parecia de madera .

    ResponderEliminar
  2. Desde muy pequeña me regalaban casitas y castillos para hecer de papel y ahora las encontré para compartir con mi hijos y sobrinos.

    ResponderEliminar