Mostrando entradas con la etiqueta obeliscos egipcios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta obeliscos egipcios. Mostrar todas las entradas

Obelisco de Ramses II y la pirámide de Khufu (Keops)


El templo de Luxor es sin lugar a dudas la obra arquitectónica más importante de la ciudad del mismo nombre, fue erigido gracias al aporte principal de dos faraones: Amenhotep III y Ramsés II y ampliado, remodelado y mantenido por faraones como Tutanjamón, Ajenatón, Horemheb e incluso por Alejandro el Grande.


Una de las cosas interesantes de este templo son sus obeliscos y lo digo en plural porque ubicados en el Pilono cerca a la entrada principal deberían haber dos; sin embargo uno de ellos se encuentra en la plaza de la Concordia en París desde 1836, recordando una época en que el patrimonio de Egipto era depredado sin piedad por los países Europeos.


El segundo obelisco es el de Ramsés II, este si esta donde debe estar, tiene una altura de 22.5 metros, pesa aproximadamente 227 toneladas de granito sólido y esta decorado de pies a cabeza con escenas de Ramsés II adorando al dios Amón, además de tres hileras de jeroglíficos que narran un decreto real, alabando al faraón, sus victorias y lo próspero de su reinado.


Navío Cleopatra a escala 1/250 en papel

Este navío fue específicamente construido para transportar el obelisco de Cleopatra, de ahí el nombre del buque, desde Alejandría (Circa) hasta Londres-Inglaterra. Debo indicar que este obelisco fue obsequiado en 1819 por el entonces gobierno de Egipto a Inglaterra como conmemoración por las victoria de Nelson en la batalla naval del Nilo y por la victoria de Sir Ralph Abercromby en la batalla de Alejandría.



Maqueta de papel del Cleopatra construida por Oliver Weiss


El buque fue dieñado y construido en 1877 por el ingeniero John Dixon y el Sr. Erasmus Wilson, la forma cilíndrica de la nave (o bote torpedo como se le llamaba) servía justamente para alojar en su interior cómodamente y con total seguridad un obelisco, que como sabemos es bastante delicado por ser hecho de una sola piedra calisa.