Tanque ruso anfibio T-38

La historia de la creación de un blindado anfibio en Rusia comenzó en 1919, cuando la fábrica de tanques de la ciudad de Petrogrado presentó a la industria militar el proyecto RSFSR. Después de algún tiempo había sido construido y probado el primer prototipo. Sin embargo, debido a problemas coyunturales el proyecto fue aplazado hasta 1932, cuando llegaron a Rusia los vehículos Vickers Carden Lloyd, en base a esta experiencia fue diseñado y construido un prototipo del nuevo tanque T-33.



Plano de planta del T-38 con el color habitual en 1941


Pasado un tiempo de esta primera experiencia, se construyó en Leningrado, el primer modelo anfibios llamado tanque T-37. Este modelo fue aceptado para el servicio, siendo mejorado bajo la dirección de N. Kozyrev, obteniéndose el modelo T-37A.





Una característica de este vehículo es su casco remachado y con poco empleo de soldadura. El armamento consistía en una ametralladora DT, colocada en la torre; disponía de un motor con una capacidad de 40 caballos de fuerza, el cual proporcionaba una velocidad en carretera de 38 km/h y un rango de servicio de 180 km.



Dos tanques T-38 vadeando un río


En 1936, la planta № 37, bajo la dirección de N. Astrova diseñó el modelo mejorado de tanque anfibio bajo la denominación de modelo T-38. La torre fue trasladado al lado izquierdo, y su lugar fue ocupado por el espacio para el conductor. El tanque estaba armado con una ametralladora DT de 7.62 milímetros con 1,512 cartuchos de municiones. En este modelo el motor era un GAZ-AA, con 40 cv instalado longitudinalmente en el centro del casco. La transmisión era a base de engranajes y termianba en una hélice para la navegación igual que en el T37A.


Para las maniobras acuáticas estaba equipado con un timón en la popa del casco. Este modelo resultó tan exitoso que a finales de la Segunda Guerra Mundial no tuvo un vehículo similar en el mundo. El T-38 participó en todos los principales conflictos militares de los tiempos anteriores a la guerra y al igual que el T37 en la segunda guerra mundial.



Un tanque T-38 pasando una fortificacion.


Su desventaja principal estaba en el blindaje, el cual era de 9 mm, equipamiento que no le permitía enfrentarse a casi ningún carro alemán de la época.


La maqueta de papel es un modelo de T37A pero puede construirse con ella un T-38, la escala es 1/35.  Se recomienda emplear cartón de 0,5 mm de espesor, papel de 160 gramos parta la impresión, palillos de madera redondos de menos de 3 mm, alambre de cobre delgado y alambre de cobre de 12 hilos, para el pegado silicona líquida o su pegamenteo habitual, pero para fijar los metales emplear pegaemento de contacto.


Parte 1
Parte 2
Instrucciones

Adicional a la información anterior quería compartir este interesante artículo original de Foro Segunda Guerra Mundial, el usuario Javier Ormeño Chicano comparte interesante información y fotos acerca de un T-38 encontrado en Polonia cerca del río Neva, el artículo original lo pueden ver en este enlace.



Operación de rescate de un T-38, foto Javier Ormeño Chicano

3 comentarios:

  1. Vaya, ese anfibio está padrísimo!!

    Creo que este será mi 2º armable de papel. Hace poco hice un R2D2 y me gusto mucho trabajar con estos modelos.

    Buena info. A ver si pones más vehículos militares y así ir armando mi propio ejército rojo o nos avisas por donde conseguirlos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jaja!!
    Pero si están ordenados como secciones en esta misma página: soy un ciego!!

    Buen trabajo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Hola Vasili, claro como no, me gustan los blindados rusos en general y el tema de la gran guerra patria es uno de mis intereses.
    Saludos

    ResponderEliminar